Imagen

Imagen

Seguidores

jueves, 10 de abril de 2014

MI PEQUEÑA CONDENA

Una semana y un día, ese es el tiempo que llevo sin poder entrenar. Y digo entrenar, porque hace ya algún tiempo que esto, ha dejado de ser una carrerita para mantenerte en forma y no tener barriga.


En este poco tiempo que llevo corriendo no he tenido ninguna lesión y aunque alguno lo achaque a la suerte, yo quiero pensar, que el no hacer el loco, no encadenar carreras sin sentido y recuperar bien de los esfuerzos es lo que me permite poder entrenar sin sobresaltos. Una salmonela que me dejó parado un mes el verano pasado y esta infección de garganta han sido los palos más duros que me he encontrado en el camino. Puedo dar gracias, es poco, parece que mi cuerpo quiere que sea un runner.

Se que un parón viene bien, que te ayuda a asimilar y que concede al cuerpo un merecido descanso.... pero desde ayer estoy que me subo por las paredes. Se que todavía es pronto, sigo con antibióticos y mi cuerpo está hecho una piltrafa, pero quiero entrenar, quiero volver a mi rutina.... tengo un mono de cojones. 

Es un mono raro, porque no es un mono de correr, no se muy bien si sabré explicarlo. Soy de los que no le gustan correr, soy de los que cuando está tirado en el sofá, cambiarse para entrenar lo considera un suplicio..... pero hay algo en los entrenos que me hace especial, que me hace sentir vivo. No se si es orgullo, puede que lo sea, pero así me hace sentir. Os pongo un ejemplo. El día que tenía el 2x10x500 (sin duda, el entreno más espectacular que había hecho nunca), cuando regresé al gimnasio después de haberlo completado me sentí el puto rey del mambo. Me sentía poderoso, iba inflado como si fuera un cereal en la leche y miraba a la gente por encima del hombro. Veía a cuatro mataos corriendo en la cinta o a los machacas de las pesas y yo, con mi cuerpecito tirillas tipo Carles Castillejo, me acababa de cargar un entreno digno de un súper hombre.

Eso es un poco lo que me hace sentir entrenar. Me siento fuerte, siento que he encontrado algo que me hace diferente (nadie de mis círculos, trabajo, familia, amigos... hace algo parecido) y me siento muy orgulloso de ello.

Y ahora que??? Pues toca acabar de recuperarse y volver a la carga. Entiendo que cuando acabe los fármacos podré empezar poco a poco y que este par de semanas que estaré parado no va a hacer mucha mella en mi estado físico. El tema es que por aquí donde vivo ya quedan pocas balas a las que tirar. La temporada de medias maratones toca a su fin y ahora en verano más bien poco o nada. Me gusta competir, es lo que realmente le da gracia a esto, pero paso olímpicamente de meterme 150 kms de coche para correr una hora y media y luego volverme. Es una jodienda, porque no es lo mismo entrenar con un objetivo en mente que sin nada pero habrá que hacerlo, no queda otra.

Namaste

8 comentarios:

  1. Si te sirve de consuelo yo la última vez que me calcé las zapatillas fue en el maratón de Sevilla, pues eso 45 dias….
    Esa sensación cuando acabas un entreno cañero como ese 2x10x500, es indescriptible, te comprendo perfectamente
    Un abrazo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi, qué te pasa, cuentanos algo amigo.

      Eliminar
  2. Que bien sientan las drogas, eh, y si encima son BUENAS como las endorfinas, molan más.Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Isaac, esa sensación tras entrenar es la que engancha, quién iba a salir sino a correr en invierno de madrugada, con calorazo o acabar una Maratón como la tuya en Sevilla. Hazte unas buenas series y te creerás el amo del mundo, como dice Epicteto, son las drogas, y de las buenas. Cuídate.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego es una suerte no haber tenido lesiones, pero también es cierto que ese no hacer locuras de encadenar carreras y no recuperarse en condiciones te ha valido.
    La verdad es que te ha pillado una buena,seguro que pronto estás en el "lio"y disfrutando de los kilómetros,cuídate campeón,un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una semana no es nada, y lo importante es tener la vista puesta en Castellón. Por cierto, antes me molaban mucho las series cortas, pues cuanto más cortas más rey del mambo. No te digo ya las series 1´, las de escalera 100-200-300 o las 10x100, pero ahora en mi nueva condición de operado de tendinitos las he cogido pelin de miedo. No te sirven de mucho y te quitan más de lo que te dan. Si eres maratoniano tienes que vivir de series largas, fartlek y tirada larga, parezco un "ultra" pero es el miedito que las he cogido.
    A recuperarse.

    ResponderEliminar
  6. Ánimo que todo pasa. No nos acordamos la suerte que tenemos de poder correr hasta que te lesionas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Isaac, espero que ya estés recuperado y dándole zapatilla, a partir de ahora seguiré tus andanzas por aquí. Un saludo

    ResponderEliminar